The Baby Sleep Club

Conquistando el Sueño Autónomo

publicado el

25 julio de 2023

POR HouseofC Admin

Quiero inaugurar mi blog hablando de un tema central en mi trabajo y que seguramente es de interés para la mayoría: El sueño autónomo.

Primero, es esencial comprender que aprender a dormirse por sí mismos es una habilidad aprendida como cualquier otra. A menudo, como padres, solemos tener paciencia con otras habilidades como gatear, caminar o hablar. Y es fundamental comprender que aprender a dormirse por sí solos es igual. Requiere práctica, tiempo, paciencia y sobre todo constancia.

Cuando nuestro bebé se frustra cuando, por ejemplo, quiere ponerse de pie pero aún no tiene la habilidad dominada, estoy segura que en esos intentos fallidos, habrá protesta y frustración. Cuando esto sucede, la manera en la que solemos actuar no es coger al bebe de manera inmediata y no dejarle practicar esta nueva habilidad más y decir “listo, mi bebé no sabe caminar o camina mal”, sino en cambio, le animamos y guiamos sujetando sus manitas y diciendo lo bien que lo está haciendo! Una y otra vez…
Esto es lo que quiero trasladar hacia el sueño. Seguramente un bebé que nunca haya dormido solito en la cuna, no sepa qué hacer y pida dormir de la manera en la que él reconoce (brazos, pecho, bibe, carrito, etc) ¡Y es normal! Pero en vez de pensar, lo he intentado, mi bebé llora y no va a saber hacerlo. Guiale en cómo lograrlo sin hacer el trabajo por él, sino darle la oportunidad en averiguar como poder dormirse.

Enseñarle a tu bebé a dormirse de manera independiente no se trata de dejarle llorando (un miedo muy común en los padres). Se trata de acompañarles en el proceso, asegurándonos que todas sus necesidades estén cubiertas y brindando apoyo en el camino, sin hacer el trabajo por ellos.

Es decir, cambiar el apoyo que usas “para dormirle” y convertirlo en un apoyo para dar consuelo para que pueda sentir tu amor y empatía, pero al mismo tiempo dándole la oportunidad de dormirse por sí mismo.

Aunque cada bebé es único, aquí te presentaré algunas estrategias para fomentar el sueño autónomo de manera amorosa y respetuosa:

Permite que tu bebé tenga la oportunidad de practicar dormirse solo. 
Aunque suene obvio, muchas veces me encuentro con padres que nunca ni siquiera lo han intentado. Dale el espacio para intentarlo. Esto no implica dejarle llorando. Practica acostarle despierto. Puedes estar cerca para brindar apoyo y consuelo si te necesita, e intenta ver si puedes ayudarle a que se duerma sin depender de apoyos externos, como el pecho, biberón, un chupete (si no sabe ponerselo solo), movimiento de balanceo, etc.

Una vez que identifiques la manera en la que mejor se relaja tu bebé, se constante e intenta usar siempre el mismo apoyo tanto a la hora de dormir como en sus despertares, para que a tu bebé le sea más fácil reconocer que debe dormir.

Ten en cuenta que si continúas durmiendo a tu bebé, no le estás dando la oportunidad de trabajar ésta habilidad y, pasados los seis (6) meses, enseñar a un bebé a dormir es más complicado, ya que son más conscientes y tienen hábitos más instalados. Por eso, ¡cuánto antes comiences mejor!

Si tienes un bebé de entre 0 y 4 meses y quieres sentar las bases para un sueño autónomo en el futuro, te recomiendo mirar mi curso para recién nacidos, donde os brindo todas las herramientas y paso a paso para seguir, antes y después de las doce (12) semanas, para comenzar a practicar y sentar las bases del sueño autónomo.

Establece una rutina de sueño relajante que puedas repetir diariamente. Esta podría incluir actividades calmantes, como un bañito tibio, masajitos, leer un cuento o cantar una nana.
Una rutina consistente ayudará a tu bebé a asociar estos rituales con el momento de dormir y así, ayudarle a hacer una transición suave y conciliar el sueño más fácilmente.

Establece horarios regulares: Intenta despertar y acostar a tu bebé a la misma hora todas las noches. Esto ayudará a regular su reloj interno y a establecer un patrón de sueño saludable.
Siempre ten en cuenta las necesidades individuales de tu bebé, pero trata de mantener una consistencia en los horarios.

Ofrece un ambiente propicio para el descanso: seguro, oscuro, tranquilo y con una temperatura confortable.
Si hay ruidos externos, utilizar una máquina de ruido blanco puede ser muy útil.

En mi perfil de instagram puedes encontrar mucha información sobre éste tema, si te interesa.

Recuerda que cada bebé es único, y es posible que necesites adaptar las estrategias según su personalidad y etapa de desarrollo. TU eres la experta/o de tu bebé.

En resumen, fomentar el sueño autónomo es una meta alcanzable y no implica dejar a tu bebé llorando sola/o en su habitación. 

Se trata de proporcionar un ambiente seguro y propicio, establecer rutinas consistentes y brindar apoyo amoroso mientras le enseñas a tu bebé a conciliar el sueño por sí mismo.

Si crees que es algo que quieres implementar y necesitas apoyo en el camino, no dudes en visitar la sección “Servicios” o contactarme directamente.

Tienes dudas sobre que servicio o curso es el adecuado para vosotros?

Haz click aqui para descargar tu guía:

Haz click aqui para descargar tu guía:

Haz click aqui para descargar tu guía:

Haz click aqui para descargar tu guía: